Planificación del curso

El curso en un vistazo

Los profesores pueden utilizar el diagrama que figura a continuación, que es un ejemplo de planificación de un curso, para planificar y desarrollar su propio curso de Lengua y Literatura.

Diagrama del curso

El apéndice 1 de este material de ayuda al profesor incluye un diagrama en blanco que los profesores pueden utilizar para planificar el curso.

Planificaciones detalladas del curso

Nota: El apéndice 2 de esta publicación incluye una propuesta de ejercicio introductorio para los alumnos.

En las siguientes planificaciones se presentan dos formas diferentes de tratar las opciones de textos y temas del curso de Lengua A: Lengua y Literatura.

  • En la primera opción, las cuatro partes del curso se enseñan al mismo tiempo, de forma que los profesores y a los alumnos pueden ver la relación que existe entre las habilidades de análisis y las de producción.
  • En la segunda opción, las cuatro partes del curso se enseñan una después de otra, de forma que se puede comprender con mayor claridad cómo las distintas habilidades y los distintos temas se complementan entre sí.

Los profesores no deben pensar que estas dos opciones son las únicas maneras, o las mejores, de impartir el curso. Se espera que los profesores sean capaces de diseñar cursos que cubran las necesidades de distintos grupos de alumnos teniendo en cuenta los requisitos y las condiciones locales. Estas planificaciones se ofrecen simplemente como fuente de inspiración y para mostrar algunas de las posibilidades disponibles.

Las planificaciones dividen el curso en unidades de estudio. En cada planificación hay cuatro unidades y una unidad de repaso. Estas cinco unidades se pueden dividir de distintas formas para adaptarse a los respectivos horarios y calendarios escolares. El material para el Nivel Superior se presenta entre corchetes junto al material para el Nivel Medio, de modo que los profesores pueden ver fácilmente qué temas y textos adicionales se deben tratar. Los profesores deben decidir cuál es la manera adecuada a su entorno local de impartir los conocimientos adicionales para los alumnos del Nivel Superior. Para cada sección del curso, los profesores pueden utilizar las propuestas de actividades que encontrarán en el apéndice 3. Dichas actividades se pueden adaptar para utilizarlas con distintos textos y temas.

Los profesores deben dedicar aproximadamente el mismo número de horas a enseñar las dos “mitades” del curso (lengua y literatura) y deben decidir:

  • Cómo incorporar las unidades de lengua y literatura en su horario escolar
  • Cómo y cuándo realizar pruebas de evaluación formativa
  • Cómo cumplir los plazos de la evaluación interna sumativa

Si indican las fechas aproximadas de la evaluación externa a modo de orientación. La división del curso en cuatro unidades y una unidad de repaso es flexible, y responde a la intención de que pueda adaptarse fácilmente a diversos modelos de curso escolar.

En todas las unidades se sugieren determinados textos y temas; además, se dan sugerencias alternativas y el curso de Lengua A: Lengua y Literatura es lo suficientemente flexible como para admitir otras combinaciones de textos y temas. Corresponde a cada profesor decidir qué textos y temas son los más adecuados para sus alumnos, y utilizar adecuadamente el material incluido en esta publicación.

Al final de cada sección sobre la evaluación, se recomienda a los profesores consultar los apéndices. El apéndice 3 contiene una lista de actividades diseñadas para desarrollar las habilidades que los alumnos deben demostrar. Los profesores pueden ir añadiendo ejercicios a sus propias planificaciones del curso a medida que leen las secciones sobre la evaluación de esta publicación.

Antes de ver las planificaciones del curso en detalle, se recomienda repasar las siguientes secciones de la Guía de Lengua A: Lengua y Literatura (febrero de 2011) para tener claro el material que se debe tratar y los requisitos de la evaluación final del curso. Los alumnos deben tener acceso a la guía de la asignatura en todo momento y deben conocer al menos estas secciones de la misma, que se pueden usar en las clases introductorias al principio del curso.

  • Objetivos generales
  • Objetivos de evaluación
  • Contenido del programa de estudios
    • Orientación adicional: partes 1 y 2 (lista de tipos de textos)
  • Resumen de la evaluación: NM
  • Resumen de la evaluación: NS
  • Criterios de evaluación externa: NM
    • Descripción general
  • Criterios de evaluación externa: NS
    • Descripción general
  • Criterios de evaluación interna: NM y NS
    • Descripción general

Planificación del curso 1: el enfoque holístico

La siguiente planificación divide el trabajo de las distintas partes del curso de Lengua A: Lengua y Literatura en cinco unidades que adoptan un enfoque holístico con respecto al material objeto de estudio. En dicho enfoque se combina el estudio de textos literarios con unidades de lengua. Estas combinaciones pueden conducir a una comprensión más profunda de la construcción y la interpretación de textos.

La organización de las clases y los temas que se tratan en cada una los decide el profesor, pero se sugieren algunas actividades y se facilitan vínculos a recursos y descripciones detalladas de actividades que se incluyen en los apéndices de esta publicación.

Los objetivos de las unidades están tomados de la guía de la asignatura y numerados de acuerdo con esta.

Los temas y textos adicionales que deben estudiar los alumnos del Nivel Superior se indican entre corchetes.

Nota: Los profesores deben ser conscientes de que los textos y temas que se proponen son solo sugerencias, y es posible que algunos no sean adecuados para ciertas regiones o determinados grupos de alumnos. Los profesores pueden sustituir los textos por otros, teniendo en cuenta los intereses de los alumnos cuando sea posible

Planificación del curso 1

Planificación del curso 2: el enfoque por partes

Este enfoque tiene la ventaja de que es sencillo de seguir tanto para los alumnos como para los profesores. Sin embargo, los profesores tendrán que crear vínculos entre distintas unidades para ayudar a los alumnos a aprovechar las oportunidades de aprendizaje que ofrece el curso.

Una opción intermedia para dar variedad al curso puede ser adoptar el enfoque por partes e incorporar algunas actividades que combinen elementos de lengua y literatura.

Planificación del curso 2